16/6/09

Jornadas sobre Igualdad en la Sociedad del Conocimiento

Esta mañana he tenido la oportunidad de participar, junto con el Ministro de Industria, Miguel Sebastian y la Secretaria de Innovación y Nuevas Tecnologías del PSOE en las apertura de las Jornadas que organiza el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso sobre Igualdad en la Sociedad del Conocimiento. Unas jornadas que surgen de nuestra preocupación y nuestra voluntad política inequívoca de poner al servicio de la igualdad las políticas de desarrollo el impulso de la Sociedad del Conocimiento.

La historia nos ha enseñado que todo nuevo cambio social que no cuente con las mujeres como agentes activas del cambio, acaba por excluir a las mujeres de sus pretendidos beneficios cuando no profundizando en la desigualdad de género. Por eso, es imprescindible incorporar el enfoque de género a las políticas de fomento de la sociedad del conocimiento, para lograr una verdadera inclusión de las mujeres en todos sus ámbitos: en el acceso y uso de las TIC, en el desarrollo de e-habilidades, pero también el desarrollo tecnológico y de contenidos.

Al mismo tiempo, es imprescindible que las políticas de igualdad incorporen medidas e iniciativas para impulsar la participación plena de las mujeres en la Sociedad de la Información y del Conocimiento, y en este sentido tenemos un marco de trabajo imprescindible: La Ley de Igualdad, que en su artículo 28 recoge estos aspectos.

Parece evidente la necesidad de promover una alfabetización tecnológica más intensa y ambiciosa, que no sólo aproxime a las mujeres a las TICs como usuarias, o como programadoras de software (especialmente el libre), o administradoras de redes, por poner algunos ejemplos…Debe también facilitar la participación activa y el liderazgo de las mujeres en la construcción de este espacio público de convivencia que es la Red.

A estas alturas de la crisis sabemos algo con certeza: las economías más innovadoras saldrán fortalecidas tras la crisis. Porque los sistemas productivos con mayor inversión en tecnología e innovación no se salvan de la crisis pero reaccionan ante ésta con mayor fortaleza y flexibilidad. Por eso apostamos por un desarrollo de la sociedad del conocimiento incluyente y sostenible. Accesible para todas y todos, porque el desarrollo de las TIC pasa obligatoriamente por hacerlas accesibles en igualdad de oportunidades.

Lograr una mayor incorporación de las mujeres a la Sociedad del Conocimiento es un factor de sostenibilidad de nuestro crecimiento que contribuye a mejorar nuestra productividad, además de mejorar la cohesión social y aumentar nuestro capital social.

También será necesario para fortalecer nuestro modelo de convivencia desde la perspectiva del incremento de la participación ciudadana y la vertebración social que generan las comunidades y redes sociales, en las que tenemos que lograr que participe la ciudadanía en su conjunto.